top of page
Buscar

¿Por qué las Hojas de Mi Orquídea estan Arrugadas y Flacidas?

Las hojas arrugadas de las orquídeas suelen ser una señal de que su orquídea está luchando y necesita un poco de atención para recuperar su buena salud. Pero, ¿cuáles son las causas reales de las hojas arrugadas de las orquídeas y cómo se solucionan? Este artículo lo guiará a través de todas las causas principales y le dirá cómo hacer que su orquídea prospere nuevamente.


¿Por qué las hojas de mi orquídea están arrugadas? Las causas más comunes de las hojas arrugadas de las orquídeas son la falta de agua, el exceso de agua, las enfermedades de las orquídeas y los bajos niveles de humedad. Una buena evaluación de las condiciones de crecimiento de la orquídea debería poder identificar la causa y ayudarlo a solucionar el problema.




Falta de Riego


Esta es probablemente la razón más obvia por la que una orquídea puede tener hojas arrugadas. Si una orquídea recibe agua insuficiente, las hojas se encogerán y se marchitarán y tendrán una apariencia flácida y arrugada.


Si inspecciona el resto de la planta, debe encontrar el sustrato seco y raíces secas y arrugadas.


Solución: la solución a este problema es regar la planta de inmediato y controlar el estado de las hojas, las raíces y el material de la maceta, para asegurarse de que se rieguen tan pronto como se sequen.


Supervise el medio de cultivo y el estado de las raíces para saber cuándo es mejor regar su orquídea. Debe regar su orquídea una vez que el sustrato se sienta seco al tacto, pero no antes. Riegue sus orquídeas cuando lo necesiten, y no en un horario fijo.


Normalmente se recomienda tocar el medio de cultivo, luego levantar la maceta para ver las raíces en desde la base. Si se ven o se sienten bastante secos, riego la orquídea. Si no, vuelvo a consultar mañana. Si ves hojas marchitas o arrugadas antes de regar, significa que la planta ya está sufriendo los efectos de la falta de agua.


Exceso de Riego


Aunque parezca confuso al principio, regar en exceso la orquídea también puede provocar que las hojas se arruguen y se marchiten. Sin embargo, esto se debe a una causa completamente diferente.


Si riega en exceso una orquídea, la hace susceptible a la pudrición de la raíz, lo que matará algunas o todas las raíces. Con raíces muertas, la orquidea no podrá absorber agua a través de las raíces. Como resultado, las hojas, los tallos y las flores de las orquídeas carecerán de agua, aunque el suelo esté saturado de agua.


Solución: hay dos partes en esta solución. Prevención y cura. Para evitar regar en exceso su orquídea, simplemente siga los consejos generales de riego resaltados anteriormente, teniendo cuidado de regar su orquídea solo una vez que el medio de cultivo se sienta seco. Resolver el problema es mas difícil, pero lo explicaré a continuación.


¿Qué hacer si riegas en exceso una orquídea?


Lo más importante es el reconocimiento del problema. Si puede identificar cuál es el problema antes de que la orquídea sufra demasiado daño, puede hacer que la planta vuelva a la normalidad.


En primer lugar, compruebe el medio de cultivo y las raíces. Siente el sustrato para asegurarte de que esté intacto y no se haya descompuesto demasiado. Si se está descomponiendo y comienza a compactarse, puede ser hora de trasplantar su orquídea. Examina las raíces a los lados y al fondo de la maceta. Si están verdes y firmes, son saludables. Si están blandas, marrones o negras, o se están cayendo a pedazos, es muy probable que exista pudrición, y estas raíces deben eliminarse para salvar la planta.








Ejemplo de Raices Podridas












Ejemplo de Raices Sanas








Debe retirar suavemente la orquídea de la maceta, separando con cuidado el medio de cultivo de alrededor de las raíces, antes de inspeccionarlas. Todas las raíces afectadas por la pudrición de la raíz deben eliminarse con un par de tijeras estériles o tijeras de podar. Incluso si esto reducirá significativamente el volumen de raíces que tiene la planta, es la única forma de darle a la orquídea una oportunidad de sobrevivir.


A continuación, vuelva a plantar la orquídea en una maceta nueva, en un medio de cultivo para orquídeas adecuado, como la corteza de pino. Solo riega la orquídea muy ligeramente después de trasplantarla y luego deja que se seque por completo antes de volver a regar. Si la orquídea sobrevive, dé un suspiro de alivio e intente seguir los consejos generales de riego para evitar que se repita.


Bajos niveles de humedad


Los niveles de humedad muy bajos, que a menudo están presentes en los lugares de interior donde generalmente se colocan las orquídeas, también pueden causar que las hojas se arruguen. La razón de esto es que los bajos niveles de humedad acelerarán la tasa de transpiración y la pérdida de agua de la planta. Esto conducirá a hojas arrugadas a medida que la planta lucha por mantener niveles suficientes de agua dentro de la planta.


Solución: la solución aquí es aumentar los niveles de humedad a un nivel más aceptable para la orquídea. A la mayoría de las orquídeas les va mejor cuando los niveles de humedad están entre el 40 y el 70 %. Las opciones para aumentar los niveles de humedad incluyen poner su orquídea en una bandeja de humedad, instalar un humidificador cerca o dejar su orquídea junto a un grupo de otras plantas de interior, lo que naturalmente aumentará el nivel de humedad.


Esperamos que el artículo te sea útil para preservar tus Orquídeas en buen estado.

11.527 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo
Post: Blog2 Post
bottom of page