top of page
Buscar

¿Por qué no Florece mi Orquídea?

Mi orquídea no florea. ¿Qué está mal?


¡Bien, entonces trasplantaste con éxito tu orquídea y ya es la siguiente estación y tu orquídea no florece! ¿Qué está mal? Lo más probable es que tu orquídea esté fuera de balance en luz, raíces, crecimiento, estación y / o estímulos naturales. Aquí hay algunas razones por las cuales esto puede suceder;


1. Quizás es la luz


Sin duda, la razón más común por la que las orquídeas no florecen es la luz insuficiente. Las orquídeas Phalaenopsis generalmente están contentas con la luz filtrada por el cristal de las ventanas, pero muchas otras variedades necesitan más luz. Dendrobiums, Oncidiums, Cymbidiums y otros tipos de orquídeas necesitan mucha más luz. Es posible que necesiten luces de crecimiento complementarias o una ventana con más iluminación.

Normalmente puedes saber si tu orquídea está recibiendo demasiada luz o muy poca mirando sus hojas. Este es un ejemplo de cómo debería verse una hoja de orquídea Phalaenopsis con la cantidad correcta de luz. Debe ser brillante y verde brillante.


Quizás te preguntarás: "¿Cómo se verá una orquídea con muy poca luz?" Las hojas serán de un verde bosque oscuro en lugar de verde brillante. Aquí hay un ejemplo de esto.



Por otro lado, a diferencia de una planta de tomate, las orquídeas no soportan el sol directo.

Y quizás te preguntes "¿Cómo se ve una orquídea con demasiada luz?" Las hojas serán de un color amarillo verdoso claro en lugar de un verde brillante. También pueden quemarse con el sol, ambos casos se muestran a continuación.




Las orquídeas también son sensibles a la luz artificial, ya que pueden interrumpir su ciclo natural al dejar las luces encendidas, después del anochecer, en nuestros hogares. En la medida de lo posible, apaga las luces, por la noche, cuando tus orquídeas estén en sus hogares.


2. Tal vez sean las raíces


Las orquídeas trabajan en equilibrio entre sus raíces, hojas y flores. Si sus raíces están sanas, debería tener buenas floraciones. Muchas veces se ha visto una hermosa orquídea con hojas y flores engañosamente hermosas, pero al replantar, encontramos un horrible sistema de raíces. En esta situación, aunque las hojas y las flores eran bonitas, la planta seguramente moriría (o realmente sufrirá) si no se replanta a la brevedad.


Los sistemas radiculares horribles generalmente están relacionados con el riego excesivo y / o la falta de trasplante de una maceta que no drena. Las raíces de las orquídeas necesitan MUCHO oxígeno para sobrevivir y prosperar. Sin oxígeno, las raíces de las orquídeas se sofocarán y morirán. Es útil tener macetas en las que pueda ver claramente su sistema raíz. Recién regadas, las orquídeas deben tener raíces verdes; y entre riegos, sus raices se verán de un ligero gris / verde que también es bueno.


Las orquídeas, a diferencia de las plantas domésticas normales, no se pueden plantar en un suelo normal, necesitan un medio de cultivo especial para orquídea. Toda la mezcla se descompondrá con el tiempo y será necesario reemplazarla mediante trasplante. La mezcla de orquídeas siempre necesitará ser reemplazada porque las orquídeas necesitan una mezcla fresca para prosperar. Las orquídeas no tendrán suficiente energía para florecer si sus raíces están sufriendo. ¡Recuerda, todo es cuestión de equilibrio!


3. Tal vez sea un nuevo crecimiento


Hay dos tipos de patrones de crecimiento para las orquídeas; sympodial y monopodial.

Orquídeas monopodiales; Phalaenopsis y Vanda son las más comunes. Crecen de un solo tallo central con hojas a ambos lados. Cada hoja debe ser al menos tan grande como la hoja anterior. Debe haber al menos una o dos hojas nuevas por año.

Debe buscar la próxima espiga de floración en las orquídeas monopodiales desde la base en la parte inferior de una hoja (generalmente 2 o 3 hojas hacia abajo desde la hoja más nueva) y en el lado opuesto a la espiga de floración anterior.


Para seguir floreciendo a lo largo de los años, las orquídeas monopodiales como Phalaenopsis necesitan ponerse nuevas hojas cada año. Con el tiempo, a medida que la orquídea crece en tamaño y fuerza, enviará una espiga floreciente a cada lado del tallo simultáneamente.


Orquídeas Simmpodiales Estas orquídeas tienen múltiples tallos y deberían crecer 1 o 2 nuevos por año. Una orquídea recién adquirida puede tener 4 o 5 tallos, la mayoría con hojas, y la floración proviene del tallo más grande. Los "tallos", en estas orquídeas, se llaman "pseudobulbos". Si su orquídea está prosperando, debería ver un nuevo pseudobulbo emerger de la base del pseudobulbo anterior cerca de donde floreció la orquídea. Durante el período de crecimiento de las hojas y las raíces (no el período de floración), generalmente en verano, este nuevo pseudobulbo crecerá idealmente para ser al menos tan grande o más grande que el que acaba de florecer. El próximo pico de floración vendrá de este nuevo pseudobulbo. Debes procurar que tu orquídea crezca nuevos pseudobulbos grandes y saludables porque serán la fuente de la floración de la próxima temporada. La buena luz, el fertilizante y el agua también son claves para un crecimiento saludable. Con el tiempo, a medida que la orquídea crezca en tamaño y fuerza, crecerá múltiples pseudobulbos que pueden tener tallos florales al mismo tiempo creando una abundancia de flores hermosas.


4. Tal vez sea la temporada


Las orquídeas, naturalmente, florecen en su propio horario. Lo más probable es que la época del año en que floreció no coincide con el ciclo natural de floración de la orquídea dado que fue forzada a hacerlo fuera de ciclo en el invernadero donde creció. Encontrarás que la mayoría de las orquídeas crecen nuevas hojas y nuevas raíces durante el verano, crecen espigas en el otoño y florecen en el invierno hasta la primavera.


La mayoría de las orquídeas solo florecerán una vez al año, pero algunas florecerán dos veces o más. Sus floraciones pueden durar semanas o meses, mientras que otras pueden durar solo días. Algunas investigaciones básicas sobre el tipo de orquídea te dirán qué esperar. Las orquídeas Phalaenopsis generalmente florecen una vez al año y sus flores pueden durar meses. Una vez que sus flores se hayan caído, pueden tener un par de flores adicionales que emergen del final de la espiga de floración y florecen nuevamente. Las Orquídeas Dendrobiums, Oncidiums y Cymbidiums: generalmente florecen una o tal vez dos veces al año con flores espectaculares que duran uno o dos meses.


5. Quizás sean estímulos naturales


En la naturaleza, las orquídeas tienen estímulos naturales que le indican a la planta que la temporada de crecimiento ha terminado y que es hora de florecer. Los dos personajes principales de la estación natural son un descenso de la temperatura en el otoño y los días grises que provocan una luz más baja. Algunas orquídeas son sensibles a la temperatura y otras son sensibles a la luz.

Las orquídeas que son sensibles a la temperatura se desencadenan para florecer por el enfriamiento natural que ocurre en el otoño. Esta caída de la temperatura le indica a la orquídea que el período de crecimiento (nuevas raíces y nuevas hojas) está llegando a su fin y es hora de prepararse para establecer un pico de floración, como se muestra a continuación. Si cultivas tus orquídeas en el interior del hogar entonces la temperatura es bastante constante, en este caso, las orquídeas pueden verse privadas de las señales naturales y serán reacias a florecer. Tendremos que engañar a tu orquídea y someterla a temperaturas entre 15 y 20°C durante un breve período (1-2 semanas). Podemos hacer esto abriendo una ventana cerca de ella.

39.009 visualizaciones2 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
Post: Blog2 Post
bottom of page